A mi barrio de El Cerro

La Catedral del Cerro

Papá, ¿qué es El Cerro para ti?

¿Por qué me haces esa pregunta?

Por que como te gusta tanto ir a El Cerro, por eso.

Pues yo te lo voy a contar.

El Cerro es algo más que un barrio de los antiguos arrabales de Sevilla, El Cerro es un barrio hecho a sí mismo, es un señor llamado Pablo Armero vendiendo fincas a cinco pesetas el metro cuadrado, que la primera se vendió en 1922 y un arquitecto que se llamaba Juan Talavera Heredia trazando con una cuerda amarradas a estacas calles paralelas y perpendiculares.

Es la explosión del polvorín en 1941, El Cerro es una fábrica textil que dio de comer a mucha gente, es un año sí y otro también el desborde del Tamarguillo, es el tranvía (el 12) acercándonos a Sevilla.

Es sentarse en las calurosas noches de verano, en la puerta de tu casa a tomar el fresquito, o ir a ver una película en el cine Olimpia, en el cine Casablanca o en el Cerro Cinema.

El Cerro es tomarse una copa con los amigos en La Granaina, Los Carrillos, El Reloj o La Oficina.  Es ir a La Plaza a hacer la compra, o a por un cuaderno a Crisol, una bobina de hilo a Antúnez, unos botones a Ramírez, o un juguete a  Armonía.

El Cerro es Lisboa, Afán de Ribera, José María de Pereda o José Arpa, El Cerro es el último domingo de septiembre con su Velá.

Es el Martes Santo cuando la Paloma vuela de su nido y derrama amor por su Hijo, cuando los naranjos preñados de azahar paren la primavera y todo se inunda de terciopelo burdeos.

El Cerro es la guitarra de Jaime, la flauta de Pepe, La Cuadra de Salvador o la saeta desgarrada de “El Sacri”.

Mi barrio es el fandango ebrio del “El Bizco Amate”, es “El del pito” vendiendo ilusión, es“El Pipa” y sus cántaros de agua, es el párroco Don Antonio rifando una vespa para comprar la Virgen o Manuel Burgos con su Betis.

Son los niños jugando a “piola”, al escondite, o a la pelota, o soñando con ser algún día costalero, debajo de un cajón de madera, y que una voz te diga “tos por iguales valiente”.

El Cerro es el colegio de Don Eulalio, el colegio Emilio Prados, el Ruemy o la Academia Ruíz Elías.

Es irte los domingos a ver un partido del Vitoria, el Ñaque o el Híspalis.

Eso es para mi El Cerro, bueno eso y mucho más.

                                                                                                       JOAQUÍN BURGOS LAGOA.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Rincón del pensamiento. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a A mi barrio de El Cerro

  1. Joaquín B L dijo:

    Este texto está dedicado a todos los cerreños y cerreñas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s