Charlando con… PEPE PEREJIL (CANTAOR).

Pepe Perejil.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo podemos ver durante el año en su taberna Quitapesares y en Semana Santa en cualquier rincón de Sevilla cantando a alguna imagen. Tiene hecha fotos con media humanidad y estar un ratito con él tiene garantizado las risas. Es José Pérez Blanco, “Er Perejil”

PEPE PEREJIL

Defíneme la Semana Santa de Sevilla

Es la fiesta más importante que hay, me quedo con la Semana Santa antes que con la feria y El Rocío. Definir la Semana Santa es muy difícil, yo no estoy preparado para esto, es algo de emociones y cada uno lo viven de una manera distinta. Para mi es lo mejor del mundo, habrá quien no le guste y yo lo respeto, como me gusta que me respeten a mi.

 ¿Tabernero o cantaor?

“Fifti-fifti”, más tabernero que cantaor, me dedico más a la taberna que al cante, aunque canto todos los días mil veces.

Con tantas fotos como tienes en la taberna, ¿te queda alguien por conocer y hacerte foto con ellos?

Hombre claro, somos cuarenta y tantos millones de españoles, hay mucha gente que no se lo ha hecho. Tengo fotos con mucha gente importante y esa gloria la tengo que mucha gente conocida se han hecho fotos  conmigo pero vamos, somos cuarenta y cinco millones de habitantes y con todos los españoles no me he hecho fotos, (Risas).

¿No te ha dado nunca por salir de costalero como tu hijo Álvaro?

Con dos penitas me muero, el no haber nacido en Sevilla y no ser costalero, eso lo digo en un pregón José María Rubio. Yo tenía unas ganas horribles de meterme en un paso pero yo era grandecito y los costaleros eran más bajitos que yo, hoy en día no, hoy hay niños de la NBA metidos dentro delos pasos, por que hay que ver los chavales que van debajo de La Exaltación son más grandes que Pau Gasol, pero yo con treinta años menos la gente no era tan alta, eran más bajitos, tenía el bar, no podía ensayar , una serie de factores que me fueron relegando y no me he metido nunca debajo de un paso y con esa penita me voy a morir.

Si te llamaran para cantar un Domingo de Ramos en la Semana Santa de Cuenca y te ofrecieran mucho dinero, ¿irías?

Pues a lo mejor Cuenca se queda esperando al Perejil (risas), ya me ha pasado un año que me llamaron de Barcelona en una “madrugá”, pero ni “mijita”, me quedo aquí pasando hambre.

¿Qué te gusta más; un gol en el último minuto del Betis al Sevilla o cantarle a La Macarena?

A mi me gusta más cantarle a la Macarena, pero aunque sean las dos cosas buenas me gusta cantarle más a la Macarena, son cosas distintas, aunque las dos cosas sean muy buena.

 Cuéntame esa anécdota de que estabas cantando una saeta y te soplaban la letra por detrás.

Lo que pasa es que hay veces que hay letras que no te la sabes y te la van diciendo por detrás, eso pasa muchas veces. Yo he estado en El Tremendo, para cantarle a la Virgen del Rocío, he escrito una saeta y no me la sabía, y en la espalda de uno la he cantado. Cualquier sevillana la he adaptado y la he cantado por saeta y alguien me la iba diciendo.

¿Cuántas saetas has llegado a cantar en una Semana Santa?

Pues no sé, algunas veces más y otras menos. Ya no canto cobrando, ya canto cuanto me da la gana, por eso voy más tranquilo, más relajado no me obligan a decirme a tal hora tiene que estar cantando.

¿Qué le sobra o falta  a la Semana Santa?

Faltar no le falta nada, sobrar quizás sobra algún niñateo, cosillas de esas extrañas que a lo mejor el que quiere disfrutar de la Semana Santa pues no te la dejan ver como tú quisiera. El clásico niño que se debía ir a la playa, por que hay quien dice que se va  a la playa, pues te pagamos el viaje para que te vayas por que hay gente que habría que quitarles del medio, y a lo mejor por esas cosas tira por tierra a la gente que  tiene fervor, que le gusta y viven esto. Eso sí sobra. Antiguamente no estaba tan masificada la Semana Santa.

¿Eres partidario de la ampliación de la nóminas de hermandades?

Todo el mundo tiene derecho pero hay cosas que no cuadran, que un barrio quiera tener una hermandad para hacer su apostolado bueno, pero a mi no me entra que en la calle Feria quieran hacer una hermandad nueva, a lo mejor estoy equivocado. En la calle Feria que a diez metros tienes a La Macarena, está La Amargura que es una hermandad con una Virgen preciosa, tiene la Virgen del Rosario y tienes que hacer una hermandad nueva, es como si yo mañana me voy a la calle Castilla, y a mitad de la calle hay una iglesia y me junto con ocho o diez y pongo una hermandad , hombre si tengo al Cachorro, a la O, a la Esperanza de Triana o a la Estrella y pones una hermandad más, para qué, para fastidiar a los demás.

¿De donde viene lo de Perejil?

Eso viene de mi bisabuelo que se llamaba Pérez Gil.

El día del traslado del paso de la Exaltación desde Los Terceros hasta la hermandad, terminamos comiendo en “Quitapesares” garbanzos con menudo, a ver si el año que viene le echas más garbanzos y menudo que la cosa andaba cortita y nada más que había caldo.

¿Tú sabes lo bueno que está el caldo mojao con pan?, (risas).

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Charlando con... (entrevistas). Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Charlando con… PEPE PEREJIL (CANTAOR).

  1. JOSE ANGEL dijo:

    mu guena kanuto, perdon joaquin burgos lagoa aunke para mi siempre seras el kanuto, cucha que aver cuando me haces una entrevista a mi o mejor yo te la hago a ti vale????

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s