Charlando con…FRANCISCO CARRERA IGLESIAS (BORDADOR).

Francisco Carrera (Paquili).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Es el máximo responsable de que mi hermandad del Cerro sea hoy lo que es, tal es así que él trajo el Cristo al barrio. Al hablar de su Virgen de los Dolores no puede evitar emocionarse y además es uno de los mejores bordadores actuales. Es Francisco Carrera Iglesias (Paquili).



Defíneme la Semana Santa de Sevilla.

La Semana Santa de Sevilla definirla es difícil, por que cada uno te va a dar una visión diferente, para mi es donde en una semana el sevillano expresa lo más hondo de su sentir, no sólo religioso, si no de su sentir de Sevilla y donde expresa todo su sentimiento, es el fiel reflejo de lo que el sevillano siente.

¿Qué significa para ti la Virgen de los Dolores y la Hermandad del Cerro?

Para mí más que significar, yo no entiendo mi vida sin la Virgen de los Dolores ni El Cerro del Águila, forman parte de mí mismo, para mí la Virgen es todo en mi vida, lo ha sido desde chico hasta ahora. Es algo que lo tengo dentro de mí, es algo tan inherente en mí que no sé separarlo, para mí es todo, mi vida está canalizada a través de la Virgen de los Dolores y por supuesto El Cerro es la esencia de mi vida, yo sin El Cerro no soy nada, yo necesito respirar en El Cerro, necesito pisar sus calles, forman parte de mí, tengo pulmones, tengo riñones y tengo Virgen de los Dolores y tengo Cerro, son parte de mí.

¿Y qué significa para El Cerro Paquili?

Yo creo que igual que ha significado mucha gente, sí es cierto que durante una parte importante de la historia de la Hermandad del Cerro Paquili ha estado, no quiero caer en la petulancia, pero sí es cierto que durante casi treinta y siete Paquili ha estado continuamente en la historia del Cerro. Lo que hay es una línea conductora entre gente que estuvo una etapa que después se han ido y han vuelto y el contacto era yo. Era el contacto con el barrio en los años setenta, aunque la Virgen tenía mucha devoción, pero la hermandad como institución era algo desconocida por los vecinos del Cerro, nosotros lo que hicimos fue ponerle cara a la institución. Te digo nosotros por un grupo de personas que empezamos a trabajar, unos se retiraron y yo he seguido durante casi treinta y siete años. Entonces cuando se habla del Cerro, se habla de Paquili por que en  una parte importante de la historia hemos convivido conjuntamente tanto la institución como yo.

¿Eres consciente de que la hermandad no sería lo mismo sin ti? Esto es una opinión personal mía.

Eso me lo dicen algunas personas pero no me gusta. Es como todo en la vida, hay gente que es el abanderado pero no vas a ninguna parte sin gente detrás. Lo que sí es cierto, que cuando formas parte de la historia de una institución durante tantos años, en un momento determinado tú marcas una pauta, quieras o no quieras y al final de cuentas eres el referente de la institución durante mucho tiempo, pero no quiero ser petulante. Sí es cierto que eso se hace cuando hay un grupo de trabajo y sobre todo materia.

Mis primeros recuerdos de la hermandad, no era ni hermano, con ocho o diez años, siempre te relacionaba a ti con la hermandad.

Hay cuatro generaciones de gente del Cerro que cuando hablaban de la hermandad hablaban de Paquili y no soy yo quien debe decir esto. Cada vez que iban la hermandad me veía a mí, a mí y a mucha gente más. Entré muy joven, siempre he formado parte de la hermandad, hasta hace unos años que me tuve que retirar por que yo necesito una vida personal,  que no había tenido, toda mi vida he estado encarrilada con la hermandad, yo no iba a ningún sitio si tenía que hacer algo en la hermandad. Para mí es un disfrute inmenso que el esfuerzo de tantos años y tanto trabajo de tanta gente, ahora lo veamos cada Martes Santo. Lo que hemos vivido otra etapa ahora lo valoramos mucho, por que hemos vivido etapas de mucha      pobreza, de mucha tristeza de poca gente, de poca ayuda. Lo que vemos ahora es la eclosión del esfuerzo de mucha gente.

¿Cómo surgió lo de la coronación de la Virgen?

Yo creo que surge desde los orígenes de la hermandad. Por que todo reconocimiento es el resultado del trabajo que se viene desarrollando desde los orígenes, no es una cosa puntual. Se dieron una serie de circunstancias que si no se hubieran dado la coronación no se hubiera hecho. ¿La coronación canónica debe ser para hermandades con muchos años? pues no, por que no se corona la hermandad si no la Virgen. El secreto estuvo en el papel pastoral que desarrolló la hermandad en El Cerro y la eclosión de ese papel visto por parte de la Iglesia (institución) se vio desde que la hermandad cedió por completo con el problema de la parroquia, la hermandad renunció a tener su casa de hermandad. Se tiró la parroquia con la casa de hermandad dentro y nos quedábamos en la calle y teniendo una casa hermandad en obra solucionamos antes el problema de la parroquia que el de la hermandad. No podíamos consentir de ninguna forma que la hermandad tuviera una casa y que en El Cerro no hubiera sitio para el culto a las imágenes nuestras. A pesar de las dificultades, eso supuso un esfuerzo inmenso, pero optamos por esa solución por que primero, la cofradía no se desarraigaba del barrio, algo que  para mí era fundamental en aquellos momentos que yo era hermano mayor, segundo, la parroquia seguía estando en el centro del barrio y seguía celebrando sus cultos. Todo esto que te cuento y la fuerza  social de la hermandad para servir de intermediario entre las instituciones y la parroquia fue el motivo.

Lo que le pedí al Cardenal, por el esfuerzo de la hermandad, cuando me reuní con él para ver como iba la obra y ver cuando se consagraba el templo, fue un regalo para la hermandad, él me contestó que era verdad y me preguntó que regalo quería, a lo cual le contesté que el mejor regalo para el barrio era a través de la Virgen, echándose a reír me dijo que ¿qué es lo que había pensado?, y yo le pedí la coronación para la Virgen, y así fue.

¿Cuando te pones delante de la Virgen para vestirla, ya tienes pensado como hacerlo o surge sobre la marcha?

Normalmente lo tenemos pensado, es cierto que hay una parte creativa y si no nos gusta lo cambiamos. Nunca la visto igual, tú la verás con su manto pero el tocado nunca es igual, intento por todos los medios que nunca sea igual, la Virgen para mí es mi espejo en lo humano y personal. Intento que a través de ella el poco arte que yo tengo, si es que lo tengo proyectarlo. Ella es mi referente, mi modelo, todo lo canalizo a través de Ella. Entonces, cuando me pongo delante, voy con una idea, pero sobre todo para enzarzarla y ensartarla a Ella.

¿Cuándo estás a solas con Ella le hablas?

Yo le hablo muy humanamente, le hablo continuamente, la tengo presente las veinticuatro horas del día. Cuando estoy con Ella, siempre le hablo como si fuera mi madre. A través del tiempo, como vamos cumpliendo años, nos ponemos más sensibles y como va faltando gente que tú conoces o te enteras de que alguien tiene un problema pues lo tengo presente cada vez que la visto. Mientras que la estoy vistiendo, le cuelgo en la mano un rosario mío y le pido por la gente que me entero que está enferma. Le suelto una retahíla y eso es lo que hago, hablo con Ella de las cosas cotidianas de la vida.

¿Qué día fue más importante para ti, el primer Martes Santo del Cerro en la calle o el día de la coronación de la Virgen?

A nivel histórico de la hermandad será seguramente la primera salida y la coronación, a nivel personal hay dos momentos que me pueden, cuando digo que me pueden es que no hay palabras para explicarlo.

El primero fue cuando llevamos la Virgen a restaurarla al taller de Miñarro, era García el hermano mayor, nos habían dejado un furgón  para trasladar a la Virgen al Cerro, tuvo que ser de día por que Miñarro no podía de noche, por circunstancia, no sé que ocurrió que no pudimos entrar con la furgoneta en la parroquia y no nos lo habían dicho, la Virgen no se podía quedar en la furgoneta, ¿Qué hacemos?, a mi casa, ¿quién me iba a decir a mí que la Virgen iba a estar en mi casa?, (en este momento Paquili se empieza a emocionar).

Por circunstancias de la vida a mi madre le detectan cáncer, se le extendió por la pierna y no podía subir escaleras, por que el dormitorio lo teníamos arriba y le pusimos una cama en el salón, donde estuvo la Virgen. Mi madre hasta que murió estuvo en el sitio donde tuvimos a la Virgen y afortunadamente mi madre miraba continuamente al rincón, no sabía que es lo que era pero decía que allí había algo, veinte minutos antes de morir mi madre, estaba conmigo mi hermana, miró para la esquina donde la Virgen estuvo y dijo, no se refirió a nada, “Uy, ¿qué haces ahí tan sola riéndote?”, miró para el lado y se quedó dormida, (al decir esto, Paquili no puede seguir hablando por la emoción y un largo silencio inunda el despacho donde estábamos).

Hay cosas que yo creo que están predestinadas, mi abuela vino de Zafra y se llamaba Dolores, en mi familia había ocho mujeres Dolores, mi madre nace en Higuera de la Sierra de donde era Sebastián Santos, el autor, mi hermana nació un 27 de septiembre en la Velá con la Virgen en la puerta de la Iglesia, muchas casualidades (por cierto mi abuela paterna y una prima también Dolores)

Cuéntame esa anécdota del Cristo en San Gil.

En septiembre de 1980, la primera vez que la Virgen iba a salir bajo palio, íbamos a celebrar el veinticinco aniversario de la hermandad yendo a la Catedral. Ese año hubo sequía y el único día que llueve fue ese día, por lo que la Virgen salió por la tarde por el barrio cuando escampó. Habían venido unas amistades de Madrid para ver la Virgen, al día siguiente los llevamos al centro para que conocieran Sevilla y nos acercamos a La Macarena, por casualidad entramos por la parroquia de San Gil y vimos un Cristo, yo no lo había visto en mi vida. Teníamos la idea de tener un nazareno, vimos aquel Cristo y nos gustó, unos de los que venían era amigo del sacristán y nos dijo:” ¿Os gusta el Cristo?, lleváoslo “pal” Cerro, si no le echa cuenta nadie. Hablar con el cura y os lo lleváis”. Al día siguiente hablamos con el cura. El Cristo era de la diputación y dimos los pasos necesarios para la cesión.

Fue horroroso la de público que hubo en el traslado del Cristo desde San Gil hasta El Cerro, ahí nos dimos cuenta de que podíamos tener una hermandad de penitencia por el respaldo que hubo de la gente.

¿Cómo se lleva lo de tener una calle con tu nombre en tu barrio?

Yo paso por allí y no me lo creo. Una gratitud inmensa, después de todo el trabajo desarrollado, el barrio ha querido, a través de mi persona poniéndole mi nombre a una calle, reconocer a todas las personas que se han volcado y hartado de trabajar para conseguir lo que hoy día tenemos. Para mí es una satisfacción inmensa pero personalmente no me lo creo.

El Cerro tiene unas particularidades que la gente no conoce. Es de los pocos barrios de Sevilla que la nomenclatura de sus calles está escrita con su propia historia; Salvador Távora, Pablo Armero, Pepe Suero, Aníbal González, Diamantino García, Antonio Gómez Villalobos, Francisco Carrera. Los nombres de las calles del Cerro son las personas que han trabajado por el barrio, y seguro que quedan más.

¿Se nota la crisis en los bordados?

Muchísimo. Se nota mucho, los proyecto grandes de las hermandades está ahora mismo parados, por que esto es un artículo no de lujo pero puede esperar. La situación económica no te permite hacer obras de envergaduras.

Cuando una hermandad te hace un encargo, ¿qué es lo primero que piensas cuando te sientas y lo empiezas a diseñar?

Cuando diseño algo lo hago en función de la cofradía, y después me gusta darle un carácter particular en cada cosa que hago, en el sentido que si es para la Virgen de los Dolores pues se tiene que ver que ese manto es para la Virgen de los Dolores. Cuando las piezas tienen personalidad al principio a la gran mayoría de la gente le choca.

¿Qué trabajos tienes ahora pendiente?

El palio de la Virgen de Rocío y Esperanza de la hermandad del Calvario de Huelva, que lo estrenan para este año entero y se presenta en febrero. Han preferido esperar a estrenarlo entero.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Charlando con... (entrevistas). Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s