Charlando con… J. IG. JIMÉNEZ ESQUIVIA (TENIENTE HERMANO MAYOR DEL GRAN PODER)

José Ignacio Jiménez Esquivia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fue miembro de la primera cuadrilla de hermanos costaleros de Los Estudiantes, aunque él prefiere decir “personal no asalariado”. Su casa es un museo cofrade, que debería de cobrar por entrar en ella y es una enciclopedia de la Semana Santa. Un caballero de los que ya no quedan. Es José Ignacio Jiménez Esquivia.

Defíname la Semana Santa de Sevilla

 Hay se puede uno hartar de decir cosa. Es la razón esencial de mi existencia, hay quien dice que la vida es una semana, esa es la mía, es mi semana y quizás esté todo el año pensando en esa semana, por que creo que no hay una cosas más grandiosa en el mundo que la Semana Santa de Sevilla.

 ¿Cómo se vive en su casa la Semana Santa?, ¿se va a la playa el Domingo de Ramos?

 (Risas) Afortunadamente nunca lo he hecho ni lo haré. Hay momentos de la Semana Santa que te lo quitan y te mueres de pena, como este año con la lluvia.

 Ser Teniente Hermano Mayor, ¿es el paso previo a ser Hermano Mayor?

 En casi todas las hermandades es con derecho a sucesión, pero en mi caso lo dije desde el primer día, fueron unas elecciones muy reñidas y yo dije “sin derecho a sucesión”. Que ahora llega alguien de fuera de la junta que se quiera hacer con la hermandad me lo pensaría, pero nunca le haría oposición a un compañero de la junta.Si quiere algún compañero de junta que lo disfruten pero nunca crearé problemas. En la reforma de la reglas debería de poner;” pertenecer o haber pertenecido a la junta de gobierno”, eso se nos ha pasado en la reforma de las reglas.

 ¿Cómo se enteró del ataque al Señor?

 Me llamó el hermano mayor, completamente nervioso y me lo dijo de pronto; “mira que al Señor le han arrancado un brazo”, yo pensé que no era posible. Nunca pensé en un ataque político ni nada, pero me llamó totalmente descompuesto y nervioso.

 Los primeros veinte segundos, ¿qué se le pasó por la mente?

 Me quedé muy pensativo y nervioso, sin saber que hacer y mi primera reacción fue vestirme de inmediato e irme para allá.

¿Qué tiene el Gran Poder que no tengan otras imágenes para que se le tenga la devoción que se le tiene?

 No está bien que yo lo diga pero es una escultura prodigiosa y única, por eso tiene la devoción que no tiene ninguno. No es que lo diga por que sea hermano ni por que mi abuelo fue hermano mayor siendo yo niño, me he dedicado a estudiarlo y a mirar todos los nazarenos muy detenidamente y ninguno me dice lo que me dice Él. Y eso le pasará al resto de los mortales, por que la talla impone, la cara lo dice todo, con todo el respeto a los demás nazarenos, no hay una cosa igual. Y además llegamos a quererlo como si fuera una persona, aparte de la devoción es el cariño tan bestial que le  llegamos a coger y como le hablamos y lo que le dicen sus devotos. Con lo que impone la cercanía que da. Hay personas que se acercan al besamanos y casi tiemblan, no se atreven. Esa devoción no la ha inculcado nadie,  han sido los sevillanos dándose cuenta. El Señor se hace en el siglo XVII, a mitad del siglo XVIII ya se afianza en el XIX y explota y revienta en el XX. A principio del siglo XX El Señor es el titular de la devoción sevillana.

 Este año le han premiado con el galardón Homo Cofrade Solemnes, ¿qué ha significado para usted?

 Se lo agradezco muchísimo, un detalle muy bonito, estoy muy agradecido..

Si  pudiera dar marcha atrás en el tiempo y conociera a Juan da Mesa, ¿qué le diría?

Los versos esos tan bonito que dicen:

  Año 1620, todo estaba por hacer,

Por que aún no se había hecho

El Señor del Gran Poder.

 Yo felicitarlo, me iría más a quien lo encarna y quien le da la policromía, por que hay está todo. Los primeros años no diría nada, sería uno más, yo creo que los años le han ido dando ese patetismo, igual al principio no gustó. En el siglo XVII no habría muchas hermandades. La Semana Santa de Sevilla rompe a partir de los Montpensier.

 Hagamos un poco de historia, ¿sabe qué pasó el 17 de abril de 1973?

 No se me puede olvidar en la vida, nunca. Ese día fue el primer día de hermanos costaleros en la hermandad de Los Estudiantes. Vamos a decirlos como a mí me gusta, por que no eran hermanos ni la mitad, no se le puede llamar hermanos costaleros, la primera cuadrilla de personal no asalariado. De Los Estudiantes éramos tres o cuatros y vinieron de otras hermandades, no eran de Los Estudiantes. Después muchos llegaron muy lejos en sus hermandades, Cuando la idea surge se tarda mucho en formar la cuadrilla, no se sabía el futuro que aquello iba a tener. Hoy hay hermandades que echan de menos a los mal llamado profesionales. Los hombres tenían muchas necesidades y se resolvían muchas cosas y cobraban, gracias a la Semana Santa resolvían problemas familiares.

 

 ¿Cómo fue aquella primera salida de hermanos costaleros?

 Un día se llevó Salvador “El Penitente” a su cuadrilla a un ensayo, como no queríamos que trajeran a nadie, vino  con los pateros por que no se fiaban, me desplazaron a mí y esa desconfianza nos molestó, estábamos muy contento con nuestro pateros entonces decidimos no levantar el paso. Tocó los tres golpes de martillo y pensaron que la levantá era a pulso, le dije al patero que no se esforzara que el paso no se movía. Me dijo Salvador;” ¿Por qué no se mueve, por que tú lo digas, figura?, después se vengo de mí.

 

 ¿Ha cambiado el mundo del costal desde ese año a hoy?

Ahora ha vuelto a profesionalizarse, para mí las cuadrillas están tan perfectas como entonces aunque no cobran, pero yo prefiero a aquella gente, las veía más sanas, más buena, ahora hay mucho “desahogaos”, son otra cosa. Yo me quedo con aquella gente del muelle.

¿Qué te parece las vestimentas de hoy de los costaleros?

 Yo al que va con el costal por debajo de los ojos y los pantalones “remangaos” le daba dos “guantás”, que espectáculo. Hay que ver como íbamos antes con las camisetas normales y pantalones negros. Y el costal antiguo de lienzo moreno de saco como toda la vida, hay que ver los costales de ahora, pero eso a qué viene, no se dan cuenta, con el costal mirando para arriba.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Charlando con... (entrevistas). Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s