La Virgen de La Cinta repartió amor.

Cómo cada 8 de septiembre la calles de Huelva se llenaron de gente para ver a su Virgen de La Cinta.

La Virgen “Chiquita”, como se le conoce popularmente, derramó amor por las calles onubenses, un mar de gente la acompañó en todo momento por su recorrido donde no faltaron los fandangos y sevillanas para saludar a la Reina del Conquero por su transitar en el traslado hacia la ermita que lleva su nombre.

Un paso rebosante de flores perfumó Huelva la tarde y la noche del pasado 8 de septiembre, mandado por un capataz, mi amigo José Ramón, que sabe pegarte ese pellizco cuando se dirige a su cuadrilla para animar al personal, que con el calorazo que hacía falta les hizo.

A eso de las dos de la madrugada se posaban los zancos en el suelo de la ermita para dejar a su Señora descansar hasta el año que viene.

Aquí os dejo unas cuantas fotillos de esos momentos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s