Enhorabuena pregonero.

Cuando estoy escribiendo estas letras todavía tengo húmeda las mejillas por la emoción que he sentido.

Y es que por fin hemos tenido un pregón como Dios manda, un pregón solo de Semana Santa, un pregón donde no se ha hablado de política, donde no se han cuestionado si las Setas de La Encarnación son más bonita o más feas y donde me han emocionado varias veces.

Ignacio Pérez Franco, me ha tocado las fibras como no lo había hecho nadie a excepción de Carlos Herrera, atrás quedaron pregones-mítines más propios de campañas electorales que de la exaltación de nuestra Semana Santa, esperemos que aprendan los que vengan en lo sucesivo.

Enhorabuena pregonero.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Rincón del pensamiento. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s