El Señor en su paso.

Ayer viernes, a eso de las 23:40 subía El Señor de Sevilla a su paso procesional, ante la atenta mirada de los muchos fieles que lo presenciábamos.

En un acto sencillo y corto en el tiempo, El Gran Poder era colocado en su paso de salida para como dicen los taurinos, si el tiempo lo permite que parece que no, hacer el Vía Crucis del año de la Fe.

Basta con estar en su camarín unos minutos para ver la devoción que le tiene Sevilla. La expresión de las caras de las personas que se postran ante Él son muy significativas. Lo mismo da la edad, el sexo, la condición social, es sin duda el verdadero Hijo de Dios, es El Hijo de Sevilla.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Rincón del pensamiento. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s