El Pequeño Costalero, otra vez.

Llegó el último viernes de mayo y El Pequeño Costalero volvió a enseñarnos como se comporta una cofradía en la calle.

Eran las 20 horas, cuando la Cruz de Guía se plantaba en la calle, rodeada de una chiquillería, y algunos menos chiquillos, con unas ganas tremendas de disfrutar con sus costales de corta edad y demostrar que se puede ser niños y hacer las cosas muy pero que muy bien.

Cuatro trabajaderas, repletas de costaleros que el mayor tiene doce años, se pasearon por Su Eminencia, rodeados de una muchedumbre que disfrutamos junto a ellos de la Virgen de los Ángeles.

Como digo, el mayor tiene doce años y el más chico seis. Muchos de ellos no llegan a las trabajaderas, algo que se soluciona con unos tacos de maderas que el gran Kiki se encarga de quitar y poner para que todos vayan agusto debajo del palo. Que paciencia tienes compañero.

Mención especial hay que hacer a la banda Nuestra Señora de Los Ángeles, como han mejorado, que manera de soplar y tocar bien, pero bien de verdad.

En fin, una tarde noche entrañable, donde me volví a sentir un niño viendo a mi hijo ilusionado con su costal debajo del brazo. Y yo orgulloso por ello.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Niños. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Pequeño Costalero, otra vez.

  1. kiqui dijo:

    Chapo por eso es normal que salga en la prensa escrita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s