Por qué, dime por qué…

Último domingo de septiembre y La Reina del Cerro, baja de su trono y se pone en besamanos. Y me pregunto por qué.

Por qué cuando me postro delante tuya me siento tan insignificante, por qué cuando estoy delante tuya, con tu iglesia llena de gente, me siento a solas contigo.

Por qué, cuando estoy a tu vera, se me hiela la sangre. Por qué al mirarte desde tan cerca, se me paraliza el cuerpo.cerro_besamanos[1]

Dime, Dolores, por qué al tenerte tan cerquita, no puedo evitar mojar mis mejillas, por qué me viene a mi mente los recuerdos de mi niñez al contemplarte.

Solo decirte una cosa, GRACIAS DOLORES.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cerro, Rincón del pensamiento. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Por qué, dime por qué…

  1. Moi dijo:

    Los pelos de punta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s